sábado, 20 de diciembre de 2008

SE LLAMABA JOSÉ. JOSÉ DE AMÉZOLA Y ASPIZÚA















El pasado 12 de agosto anuncié desde este blog (http://olimpismo2007.blogspot.com/2008/08/se-lalamaba-franciscofrancisco-villota.html) y desde el portal soitu la identidad completa y algunas fotos de uno de los dos primeros medallistas olímpicos españoles: el pelotari aficionado madrileño de origen cántabro don Francisco Villota y Baquiola.
Ese mismo día anuncié: "Cumplida la mitad de la misión ahora queda el resto: desvelar la identidad completa de Amézola, presumiblemente un miembro de la alta sociedad bilbaína… Es hora de confirmarlo y ponerle cara y nombre. Vamos a ello." Y, efectivamente, no he dejado de buscar desde ese día pruebas suficientes para poder afirmar con rotundidad cuál de los hermanos Amézola Aspizúa (principales "sospechosos") era el "Amézola de Bilbao" que formó pareja con Francisco Villota en el frontón de Neuilly-Sur-Seine en 1900 proclamándose "campeones del mundo amateurs" por abandono de sus rivales franceses (Durquetty y Etchegaray) y que, desde 2004, el COI reconoce como campeones olímpicos de París 1900...

La prueba más concluyente es la noticia aparecida en la "Unión Vascongada" (diario monárquico de San Sebastián) el 03 de enero de 1899 en la que podemos leer: "En el Euskalduna de Bilbao se efectuó también el domingo otro partido a beneficio del colegio de sordomudos y ciegos de Deusto.
Jugaron primeramente a 40 tantos los distinguidos aficionados don Teodoro Aguirre y don José Power, azules, contra don José de Amézola y don José Echevarría, rojos.
Los dos Pepes jugaron superiormente, y aunque los contrarios se defendieron bien, ganaron aquellos por 10 tantos.
De juez de plaza actuó el maestro Chiquito de Eibar y de jueces don Roberto Echevarría y don Pedro Igartua.
-Luego jugaron Chapasta y Abadiano contra Macala y Berrondo.
Estos quedaron en 35 tantos.
El beneficio a favor del colegio de sordomudos y ciegos de Deusto ha producido cerca de 3.609 pesetas."
José de Amézola y Aspizúa, uno de los dos primeros medallistas españoles.El primer vasco en unos JJOO junto a los vascofranceses Durquetty y Etchegaray, el primer medallista vasco, vizcaíno y bilbaíno. (ver añadido del día 12 de febrero de 2009)
En el (riguroso, maravilloso, recomendable, imprescindible) libro "La Pala.La dificultad hecha juego" de don Jesús María Azurmendi Garramiola (http://www.eljuegodepala.com/), concretamente en la página 636, leemos "1899. 1 de enero: en el frontón Euskalduna de Bilbao se juega una función a beneficio del Colegio de Sordomudos y Ciegos de Deusto. A las cuatro y media de la tarde se juegan dos partidos a Shistera. En el primero, Amezola y el Marqués de Villagodio pierden (30-40) ante Agirre y Power (los cuatro son distinguidos pelotaris aficionados bilbainos).
Y en el segundo, Txapasta y Abadiano mayor ganan (50-33) a Makala y Berrondo."
Es él, podemos afirmarlo: hijo de uno de los principales empresarios de la época (don José de Amézola Biriga) y por lo tanto uno de los pocos privilegiados que podía costearse el esnobismo de viajar a París para visitar la Expo, "distinguido pelotari aficionado" (según Jesús Mª.Azurmendi, una eminencia en la historia de la pelota vasca), participante en partidos benéficos de "shistera" o cesta punta unos meses antes de la Exposición Parisina...
Pero tampoco su vinculación con la pelota finaliza en 1899-1900, en 1910 se constituye en Bilbao la Sociedad de Recreo "Campos de Sport" con más de un centenar de socios de las familias más adineradas y una Junta Directiva presidida por D. José de Amézola.El 6 de mayo inauguran el el barrio de Indautxu los "Campos de Sport de Ontxena", colosal obra de Juan de Allende, con un frontón descubierto de 64 m. de longitud y pistas de tenis.
Para inaugurarlo se juegan varios partidos de aficionados, José de Amézola actúa de jurado...

José de Amézola y Aspizúa fue empresario, vocal del Banco de Bilbao, Secretario de la Comisión Provincial de Vizcaya , Diputado conservador por Durango en las elecciones de 1914 (derrotando al candidato "jaimista" o tradicionalista Esteban Bilbao en unas discutidas elecciones cuyos resultados no aceptaron los derrotados dando lugar a enfrentamientos que acabaron con un fallecido entre los seguidores de Amézola y varios "requetés" detenidos) , gentilhombre con servicio de Alfonso XIII desde 1920 y empresario teatral y taurino. Falleció en 1922 (la noticia se comenta en "El Imparcial" de Madrid el 02 de enero de 1923) y dejó como viuda a Teresa Garay (habían tenido dos hijos: José y Soledad).Sus hermanos (Lauro, Teófilo, Martín, Baltasar, Ladislao) también destacaron en los negocios, la política (aunque Baltasar desde el PNV) y los deportes (tiro al pichón, vela, automovilismo, ciclismo, directivos del Athletic Club,etc.), al menos Lauro (con cuyo hijo don Rafael de Amézola y Manso de Zúñiga tuve el privilegio de hablar durante esta larga investigación) y Martín también fueron aficionados a la pelota. La familia procedía de Etxebarri, donde se conserva el Palacio Amézola y en cuya iglesia (San Esteban) se encuentra la cripta familiar, aunque José de Amézola está enterrado en Arceniega (Álava).

Si al revelar la identidad de Francisco Villota escribíamos: "A partir de hoy pondremos cara y nombre a uno de ellos y conoceremos algo más de su vida, reparando (en un 50%) esa injusticia histórica de 108 años, porque nada más terrible que la 'damnatio memoriae', nada peor que ser borrado de la historia, como si no se hubiera vivido. Nada peor para los antiguos egipcios que borrar el 'ren', el nombre de la persona. Ellos creían que nadie moría del todo si su nombre era recordado.", hoy solo puedo añadir que creo reparada la injusticia en un 100% y que estoy muy satisfecho, poco me importa que esta pequeña aportación a la historia de nuestro olimpismo pase desapercibida para los medios de comunicación y las instituciones vinculadas (como ocurrió en agosto pasado con Francisco Villota), yo tengo la agradable sensación del deber cumplido y voy a celebrarlo.

Feliz Navidad.

Añadido el 12-02-2009: Un nieto de José de Amézola, don José Amézola Mesa, ha tenido la gentileza de aportarme algunos datos nuevos sobre su abuelo y su familia y varias fotos de un gran valor histórico que aparecerán en el libro sobre la participación española en París 1900 que estoy redactando.
Preciso, porque es de justicia, que aunque su familia procedía de Etxebarri (Vizcaya), y residía en Bilbao, don José de Amézola y Aspizúa nació en Izarra-Urkabustaiz (Álava) el 9 de enero de 1874, por lo que, siendo rigurosos, se trata del primer medallista alavés y vasco.
Mi agradecimiento más sincero a la familia Amézola, familia pelotazale y deportista como pocas, tal y como comentaremos extensamente en un próximo futuro.




viernes, 21 de noviembre de 2008

EL MARQUÉS DE PORTAGO Y SUS PRIMOS. ESPAÑA ROZÓ LA MEDALLA EN BOBSLEIGH EN 1956.


Alfonso Antonio Vicente Blas Ángel Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Creighton Carvajal y Are, XVII Marqués de Portago, Marqués de Moratalla, XIII Conde de Mejorada, Conde de Pernía y Duque de Alagón, Grande de España, simplemente "Fon" Portago para sus amigos, fue un tipo peculiar, injustamente olvidado, como tantos otros en la historia del deporte y el olimpismo español.
Nacido en Londres en 1928 en el seno de una familia noble y riquísima (descendientes del conquistador Cabeza de Vaca, con propiedades en España, Francia, Inglaterra, EEUU), su padre había sido actor, deportista y héroe de guerra en el bando nacional (murió en 1941 mientras se daba una ducha fría tras un partido de polo), su madre era americana (irlandesa, según otras fuentes) , su padrino de bautizo, el rey Alfonso XIII. Fon de Portago fue un "niño bien", con la vida resuelta desde la cuna y huérfano de padre desde los 12 años, se consagró a la "dolce vita" y a los deportes.

Los practicó casi todos (polo, pelota vasca, golf, natación, esgrima, boxeo, esquí, skeleton...), aunque en los que más destacó fueron: la hípica (campeón amateur de Francia entre 1950 y 1952, corrió dos veces el "Grand National"), la aviación deportiva (se le retiró en Palm Beach la licencia por cruzar bajo un puente de ferrocarril por una apuesta), el automovilismo (Fórmula 1, GT y sport, piloto de Ferrari) y el bobsleigh (excusa de este artículo)...

Portago había descubierto los trineos en Suiza de la mano de su amigo Edmund Nelson y había destacado en skeleton, batiendo el récord de la célebre Cresta Run de Saint Moritz. Poco después decidió crear (sufragando todos los gastos de su bolsillo) dos equipos españoles de bobs (de cuatro y dos) para competir en los JJOO de Cortina d´Ampezzo 1956.No vivía en España y no tenía apenas relación con otros deportistas españoles, por lo que decidió "echar mano" de sus primos madrileños y sus amistades para completar los equipos. Su primo hermano Vicente Sartorius Cabeza de Vaca (padre de Isabel Sartorius, primera novia del Príncipe Felipe) formó pareja con él en "bobs a dos".Gonzalo Taboada y Martínez de Irujo y Luis Muñoz Cabrero les acompañaron en el "bobs a cuatro". Otros inscritos inicialmente que no llegaron a participar fueron (según "La Vanguardia", 22 de enero de 1956, pág.28): Antonio Marino, Enrique Martorell y el celebre periodista Andrés Mercé Varela. La página web del COE, (en su repleta de errores, omisiones e incoherencias) relación de "olímpicos españoles" incluye a Mercé Varela y a Martorell.También a Antonio Sartorius Cabeza de Vaca, que en las restantes bases de datos y fuentes no aparece... (puede existir una confusión de nombres y títulos, y el "Antonio Marino" de "La Vanguardia" ser en realidad Antonio Sartorius, Marqués de Mariño).

Todo se improvisó en pocos meses y Portago fue apoyado en su aventura por el Presidente de la Federación Española de Patinaje, Juan Antonio Samaranch, de quién dependía el bobsleigh en la extraña división federativa española de la época. No fue fácil porque Portago era un monárquico antifranquista y su carácter díscolo y el hecho de que él se sufragara los gastos no facilitaba las cosas. El COE y la Federación de Esquí no disimulaban su enojo por el protagonismo de Portago y los trineos (agrabada por la participación en patinaje artístico de Darío Villalba Florez, un joven de 17 años que también se "pagaba" la aventura, y que llegaría a ser un importante pintor...) y estos "roces" llegaron incluso a filtrarse a la prensa ("La Vanguardia", 13 de enero de 1956, pág.16), pese a la ferrea censura de la época.
Las relaciones personales entre Samaranch y Portago tampoco fueron fáciles, se explica que en una ocasión durante los JJOO en la que el marqués estaba charlando con amigos, Samaranch (Jefe de la Delegación Española, además de Presidente de la Federación de Patinaje) se acercó a recomendarle que entrenara, a lo que el snob deportista le espetó: "¿usted habla inglés?", "no" respondió Samaranch (lo aprendió más tarde), "pues aquí (en esta mesa) no se habla otra cosa, así que..."(1)

Todos estos problemas, la falta de experiencia y de entrenos y demás hándicaps, no fueron obstáculo para Portago y su primo, que rozaron la medalla de bronce al quedar cuartos, a catorce décimas del podio copado por los dos equipos italianos y el primero de Suiza.Curiosamente el bobs de Portago y Sartorius fue el "España II", y según algunas fuentes el "España I" se inscribió para permitir viajar a directivos sin intención de participar, lo que obligó al trineo "real" a salir más tarde con la pista "más sucia" impidiéndoles conseguir medalla. (2)
El equipo de cuatro consiguió un digno noveno puesto y los españoles se convirtieron en los deportistas de moda, muchos años antes de que los jamaicanos rentabilizaran mediáticamente (con película incluida) el crear de la nada un equipo de bobs y compitieran en Calgary 88...

Un año más tarde Portago y Luis Muñoz lograron el bronce en el Mundial de Bobsleigh disputado en Saint Moritz (única medalla española en un Mundial de esta modalidad a día de hoy), desgraciadamente todo acabaría trágicamente unos meses más tarde, el 12 de mayo de 1957 en el transcurso de la carrera automovilística de las Mille Miglia, Fon Portago, su copiloto y amigo Nelson y 9 espectadores (5 de ellos niños) murieron en un terrible accidente.
El Ferrari 335S número 531 se estrelló contra un murete a más de 200 km/h tras explotar un neumático o romperse la suspensión (nunca se supo con certeza) y, tras salir despedido, Portago fue seccionado por la mitad por un cable eléctrico...
Su funeral en Madrid fue ampliamente cubierto por la prensa de sociedad ("rosa" diríamos hoy), pues dos viudas le lloraron (su esposa Caroll McDaniel y su amante, Linda Chistian) , además había tenido un hijo con la top model Dorian Leigh.

Hoy en día es un personaje semiolvidado en nuestro país, creo que la curva que lleva su nombre en el vetusto Circuito del Jarama es el único homenaje a este curioso personaje casi renacentista que estuvo a punto de darnos la primera medalla en unos JJOO de Invierno 16 años antes de que Paquito Fernández Ochoa diera la campanada en Sapporo.

Por supuesto el equipo español de bobsleigh que había rozado medalla en Cortina 56 y la había logrado en el Mundial 57 desapareció junto a su alma mater. Hubo un intento de reconstruirlo en 1960 con los hermanos Sartorius, Luis Muñoz y el polifacético Miguel de la Cuadra Salcedo, para ello se recuperó el bobs de dos plazas del malogrado Portago y se compró uno de cuatro plazas nuevo, desgraciadamente en los JJOO de Squaw Valley no hubo bobsleigh y la aventura se olvidó.
Reaparecería en Grenoble 68 (y debutaríamos en luge) de la mano del nuevo Presidente del COE y Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, Juan Antonio Samaranch, y de Sixto Quintana, sin buenos resultados. La anécdota la protagonizó Luis Omedes Calonja, quién había competido en Helsinki 52 en remo (su padre ya lo había hecho en el mismo deporte en París 1924) y en Grenoble 68 lo hizo en luge, siendo el primer español que compitió en unos JJOO de Verano e Invierno... También es remarcable que entre los integrantes del equipo de bobs en 1968 estaba Maximiliano Jones, natural de la actual Guinea Ecuatorial, y primer deportista de color que compitió por España en unos JJOO.
Ahora la joven Federación de Deportes de Hielo bajo la presidencia de María Teresa Samaranch Salisachs (nacida en 1956, mientras su padre era el Presidente de la Federación de Patinaje y luchaba por hacernos debutar en los JJOO en bobsleigh o patinaje artístico) intenta que progresemos en estos deportes y ya se perciben tímidos avances, con Ander Mirambell en skeleton...
Definitivamente parece que los deportes de hielo y el apellido Samaranch tienen una fuerte relación.

Notas:
(1) "Samaranch.El deporte del poder". Boix, Jaume y Espada, Arcadi. Espasa Hoy,1991-1999. Página 224.

(2) "El deporte guipuzcoano en los Juegos Olímpicos". AA.VV. (Prólogo de Juan Antonio Samaranch). Kutxa, 1992.
Página 322.

domingo, 9 de noviembre de 2008

LAS OLIMPIADAS LEVANTINAS DE 1924




Bajo este pomposo nombre no se escondía ninguna competición polideportiva regional de ámbito internacional, las "Olimpiadas Levantinas" fueron un encuentro deportivo-cultural entre Alicante y Tarragona disputado en julio de 1924 con ánimo de continuidad.
En aquellos locos años 20 surgían por doquier "Juegos Olímpicos" u "Olimpiadas", el COI no tenía registrados los derechos sobre dichos términos, y cualquier competición deportiva recibía ese ostentoso título. Hubo unos "Juegos Olímpicos" en Madrid en 1914, Barcelona proyectó unos "Juegos Catalanes" para 1924 (lo que provocó una carta de advertencia de Coubertin a Elias i Juncosa) mientras planeaba unos "Juegos Ibéricos" y unos "Juegos Mediterráneos", también hubo "Olimpiadas" en Guipúzcoa y entre Alicante y Tarragona...
En realidad utilizar el término "Olimpiadas" para unos Juegos era muy incorrecto (sigue ocurriendo), ya que la Olimpiada es el periodo de cuatro años entre Juegos Olímpicos, pero poco les importaba a los entusiastas alicantinos y tarraconenses de 1924.

La Primera Olimpiada Levantina tuvo lugar en Alicante el 5, 6 y 7 de julio de 1924.
La delegación de Tarragona viajó en el "Jaume II" (unas 14 horas de navegación) siendo sufragados los gastos por el industrial y sportmen Lluís Bonet i Amigó, presidente del Nàstic, del Nàutic y del Club de Tennis.
Se disputaron competiciones de tiro deportivo, tiro al pichón, gimnasia, fútbol, atletismo, remo, hockey, natación y tenis. Además hubo conciertos, sardanas y fuegos artificiales.
Los deportistas fueron acompañados por la Cobla Ampurdanesa y el Orfeó Tarragoní, recordemos que entre Estocolmo 1912 y Londres 1948 se disputaron dentro de los JJOO competiciones artísticas (de arquitectura, pintura, escultura, música o literatura), lo que permitió al Barón de Coubertin ser campeón en literatura en 1912 con su "Oda al Deporte". Posteriormente el COI intentó cubrir ese vacío cultural con la "Olimpiada Cultural" paralela a los Juegos, que pocas sedes olímpicas se han tomado en serio (Barcelona 92 fue una honrosa excepción).

Aquella Olimpiada Levantina fue seguida con gran interés por los tarraconenses de la época y unas 15.000 personas esperaban en el puerto a los expedicionarios a su regreso.
Enseguida empezaron los preparativos para la Segunda Edición, prevista para el mes de septiembre del mismo año 1924, que Tarragona quería hacer coincidir con las Fiestas de Santa Tecla; pero a mediados de agosto llegó un telegrama del alcalde alicantino anunciando que no les sería posible "devolver la visita".
Las Olimpiadas Levantinas desaparecían para siempre.

En 1991 la candidatura valenciana a los Juegos Mediterráneos 1997 (que incluía a Alicante como subsede) fue derrotada por Bari.
De cara a la edición de 2017 hubo rumores de que Elche se presentaría, pero no se han confirmado a día de hoy, y parece que la única candidata española será Tarragona.Así, la ciudad que lleva desde el verano de 1924 esperando para ser sede de unas "Olimpiadas", tal vez sea sede de otra competición...

Fuentes consultadas: Diario de Tarragona, La Vanguardia. (julio-septiembre de 1924)
Agradecimientos: Hemeroteca "Caixa Tarragona".

sábado, 8 de noviembre de 2008

UNA UNIVERSIADA ESPAÑOLA ANTERIOR A LAS UNIVERSIADAS: SAN SEBASTIÁN 1955





La primera Universiada se disputó en Turín en 1959 y su éxito catapultó la carrera del principal responsable de su organización: Primo Nebiolo, pero en realidad, antes de la Segunda Guerra Mundial ya se habían disputado varios campeonatos internacionales universitarios (1º edición: París 1923) bajo el auspicio de una organización llamada ICS (International Confederation of Students).
Tras la Guerra se intenta reconstruir el movimiento deportivo internacional universitario, pero la Guerra Fría provoca la división en dos movimientos: el "occidental" (bajo las siglas FISU, fundado en 1949) y el "socialista" (bajo las siglas UIE, desde 1947).
FISU organiza desde 1949 y de forma bienal una "Semana Internacional Deportiva Universitaria", mientras la UIE organiza unos "Juegos Mundiales Estudiantiles" desde 1947.
Ambas organizaciones y competiciones se fusionarían en Turín en 1959 para los primeros Juegos Universitarios Mundiales o Universiadas.

La IV (y última) "Semana Internacional Deportiva Universitaria" se disputó en San Sebastián (Guipúzcoa) entre el 7 y el 14 de agosto de 1955, 13 días más tarde de que se clausuraran en Barcelona los II Juegos Mediterráneos, por lo tanto podemos considerar aquel verano del 55 como uno de los más importantes para el deporte español en la historia.

Las competiciones (de atletismo, natación, waterpolo, esgrima, fútbol, baloncesto, hockey sobre hierba y tenis) se desarrollaron esencialmente en Anoeta, en las instalaciones del Frente de Juventudes, excepto la esgrima que acogió el Kursaal, algunos partidos de baloncesto en Gros, algunos de fútbol en Zarauz, Irún e incluso en Pamplona y el tenis en el club de ídem.
Todo fue organizado por el sindicato universitario oficial (SEU) y la organización fue correcta, así como la asistencia del público y el nivel de los participantes (muchos de ellos, incluidos los españoles, recién llegados de Barcelona y los Juegos Mediterráneos).
Los países participantes, esencialmente de Europa Occidental, llamándonos la atención hoy en día la participación del Sarre como país independiente (recordemos que se reincorporó a la RFA en 1957).
También hubo pequeñas delegaciones de EEUU, Japón, Corea del Sur o Brasil, y resulta especialmente significativa (aunque la prensa española de la época pasa de puntillas sobre el tema) la participación de Egipto y de Israel.
Recordemos que en los Juegos Mediterráneos de Barcelona disputados un par de semanas antes, los israelitas fueron vetados por presiones árabes y que España no tendría relaciones diplomáticas con ellos hasta 1986...
Israel envió un equipo de baloncesto a San Sebastián, no puedo confirmar que llegaran a jugar con Egipto (que también participaba en basket) porque la prensa donostiarra de la época a mi alcance no lo precisa. (1)
Tampoco puedo confirmar (aunque lo supongo) que la bandera de Israel ondeara en Anoeta durante la semana de competición (sería la primera vez en España y seguramente la última en muchos años) ni que los deportistas (baloncestistas) hebreos desfilaran ante Francisco Franco en la Ceremonia de Clausura (como hicieron el resto de deportistas), pero es harto probable (y curioso), como curioso es que los egipcios (Nasser) aceptaran participar en la misma competición que sus "enemigos"...

Efectivamente, la Ceremonia de Clausura fue presidida por Franco (la de Apertura lo fue por el Ministro de Asuntos Exteriores, Alberto Martín Artajo) y todos los participantes desfilaron ante él. Posteriormente, todos los deportistas quedaron en el centro del estadio de Anoeta mientras un coro entonaba (en euskera, ante Franco y en 1955...) el "Agur Jaunak" ("adiós señores") y se arriaban las banderas...

La bandera de la "Semana Internacional Deportiva Universitaria" se arriaba para siempre, cuatro años después empezarían las Universiadas en Turín, competición que llegaría a España en 1981 (Jaca, invierno), 1995 (Jaca, invierno) y 1999 (Palma de Mallorca, verano).
Ahora Vigo aspira a la edición de verano de 2015 y Granada a la de invierno del mismo año...



(1) posteriormente encontré en El Mundo Deportivo de agosto de 1955 la confirmación de que Egipto se negó a jugar e Israel fue declarado ganador del partido por 2-0.


Fuentes consultadas :
La Voz de España, agosto de 1955
La Vanguardia, agosto de 1955

Agradecimientos:
Hemeroteca Koldo Mitxelena (Diputación Foral de Gipuzkoa)

viernes, 31 de octubre de 2008

LOS PRIMEROS INTENTOS DE CANDIDATURAS ESPAÑOLAS A JUEGOS DE INVIERNO: SIERRA NEVADA O JACA 1976 Y LA CERDAÑA 1980.




Aunque los primeros intentos serios (y recordados como tales) de candidatura española a Juegos Olímpicos de Invierno fueron los de Granada y Jaca a los JJOO de 1992 (frustrados por el COE y el Gobierno para no entorpecer el, ya de por si, difícil camino de Barcelona) y la primera candidatura formalizada la de Jaca 98, hay que recordar, sobre todo ahora cuando se vuelve a hablar de una posible candidatura liderada por Zaragoza, que en octubre-noviembre de 1969 ya fue noticia una posible candidatura española a los JJOO de Invierno de 1976.

La primera interesada fue Sierra Nevada (Granada), cuyas instalaciones fueron visitadas por el Delegado Nacional de Educación Física y Deportes (y presidente del COE y miembro del COI) Juan Antonio Samaranch a finales de octubre, anunciándose nuevas inversiones en telesquís y en un Centro de Transformación Eléctrico en La Veleta. Todo ello pensando en la eventual candidatura, tal como informaba "La Vanguardia" el 28 de octubre de 1969.
Pero en seguida surgió competencia interna desde Jaca (al igual que en la carrera del 92 y en la de 2010), así el 13 de octubre el Ayuntamiento de Jaca anunciaba que solicitaría ser la sede en caso de que España presentara candidatura. Entre sus argumentos estaba el poder garantizar nieve (insinuando que Sierra Nevada no podría) y la amplia superficie esquiable en Candanchú y Formigal.
El 3 de noviembre eran las "fuerzas vivas" de la provincia de Huesca y la "Unión Turística del Pirineo" las que reclamaban los Juegos para Jaca y sus estaciones cercanas y no escatimaban ataques a Granada, argumentando que Andalucía ya era sobradamente turística y que la "Olimpiada Blanca" en Sierra Nevada "sólo promocionaría a Sierra Nevada".

El problema era que mientras las dos aspirantes españolas se tiraban dardos, las autoridades franquistas y los observadores imparciales (prensa madrileña y barcelonesa, por ejemplo), no acababan de tomarse en serio la posibilidad de presentar candidatura.Basta con leer el artículo firmado por Luis Dupre en "la Vanguardia" el 23 de octubre para intuir una cierta sorna sobre las candidaturas blancas que proliferaban (hubo algún rumor desde Cataluña también).Estaba relativamente reciente el revés de abril de 1966, cuando la candidatura de Madrid fue rechazada frente a Munich en la carrera por los JJOO de 1972, y el nivel del deporte de nieve e hielo español era ínfimo (pese al espejismo de Paquito en Sapporo 72), además de enormes las inversiones que deberían de hacerse tanto en Granada-Sierra Nevada como en Jaca en el caso de conseguir los Juegos...
Pronto todo quedó olvidado y España no presentó candidatura (también hubo cambios en el gobierno por parte de Franco que pudieron influir).

No se volvió a hablar de candidaturas a Juegos de Invierno hasta el 25 de febrero de 1976, cuando el periodista Andrés Merce Varela (muy cercano a Samaranch y al COI y muy bien informado) sorprendió a propios y extraños con este titular en "La Vanguardia": "ANTE LA PROBABLE RENUNCIA DE LAKE PLACID PARA ORGANIZARLOS.UNA CANDIDATURA HISPANO-FRANCESA PARA LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO DE 1980.LA CERDAÑA, ESCENARIO IDÓNEO PARA LAS COMPETICIONES"
Todo partía del rumor de que Lake Placid (sede elegida para 1980) renunciaría por problemas económicos y el rechazo de sus ciudadanos a nuevos impuestos (como había ocurrido con Denver 76), con lo que el COI abriría un nuevo plazo de elección y escogería a cualquiera que pudiera acoger el evento con cuatro años de margen.
Merce Varela recuerda el intento granadino para 1976 y cita el Valle de Arán como otro posible escenario, pero él se decanta por la comarca catalana de La Cerdanya (o Cerdaña), dividida desde el Tratado de Los Pirineos (1659) entre España y Francia, como sede ideal.
Las sedes previstas (creo que pudo existir hasta un dossier) eran Puigcerdà, Font Romeu, La Masella, La Molina y otras estaciones francesas y españolas. Merce Varela habla de un aeródromo en Puigcerdà y de mejoras en las carreteras, entre otras inversiones necesarias.
Recordemos que en esa época el COI vivía una gran crisis de candidaturas por los problemas económicos de Montreal y se especulaba con candidaturas entre varios estados como una vía de solución (se hablaba de una candidatura conjunta de los países del Benelux para 1984). Superada esa crisis en los años venideros cayó en desgracia ese concepto de "repartir" los JJOO en amplias regiones o incluso entre varios estados y se empezó a primar la concentración, las distancias mínimas.
Finalmente Lake Placid superó los problemas y organizó los JJOO de Invierno de 1980, no se volvió a hablar de unos Juegos en La Cerdanya hasta hace pocos años, cuando surgió el rumor de una candidatura de Barcelona con Andorra y varias estaciones españolas y francesas a los JJOO de 2014, rumor que nunca se confirmó.

Ahora estamos con Zaragoza y su eventual candidatura a 2018 o 2022 con Andorra o con estaciones catalanas o (como sería más razonable) con Jaca y el Pirineo Aragonés.
Ya veremos.

domingo, 19 de octubre de 2008

BOICOTS Y AUSENCIAS EN LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS.



Un tópico muy repetido sobre los Juegos Mediterráneos es que nunca han sufrido ningún boicot y que contribuyen a estrechar lazos entre las naciones mediterráneas y sus diferentes culturas y religiones.
Como todos los tópicos no dejar de ser una simplificación de una realidad compleja que permite a quien lo utiliza quedar bien y ofrecer una imagen meliflua de lo que quiere "vender".
Soy un gran seguidor de los Juegos Mediterráneos desde niño, me parece una competición muy simpática y original y me apasiona su historia, pocas cosas me harían más feliz que verlos en mi Tarragona natal en 2017. Pero las cosas son como son, no como nos gustaría que fueran o que hubieran sido.

En principio los Juegos Mediterráneos son una competición destinada a los Comités Olímpicos Nacionales miembros del COI y que están a orillas del Mar Mediterráneo, pero obviamente hay un CON de un estado 100% mediterráneo que aunque ya estaba reconocido por el COI en 1951 cuando se celebraron los primeros Juegos en Alejandría (Egipto), no se admitió en la competición y jamás se le ha admitido pese a sus numerosas solicitudes y a la exigencia del COI para que se le abrieran las puertas.
Me refiero al Estado de Israel, evidentemente.
Egipto no los quiso en sus Juegos de 1951, en 1955 España tampoco los admitió en Barcelona con la excusa de que no habían estado en Alejandría, lo que provocó algunas quejas desde EEUU (Franco y Eisenhower habían firmado su Tratado en 1953) y obligó al ministro Martín Artajo a dar algunas explicaciones y a responsabilizar a los países árabes del boicot.
Paradójicamente, pocos días después de los Juegos Mediterráneos de Barcelona (16-25 de julio de 1955), se disputó en San Sebastián (entre el 7 y el 14 de agosto) la "IV Semana Internacional Deportiva Universitaria" (antecedente de las Universiadas) con participación de 20 paises "occidentales", entre los que se encontraban Egipto e Israel...

En 1959 se viajaba a Beirut, y la negativa del Líbano a permitir la entrada de deportistas israelíes llevó a la intervención del COI tras una protesta de la IAAF. En la revista Olympic Review se llegó a publicar un artículo titulado "The Mediterranean Games in Danger"
(http://www.la84foundation.org/OlympicInformationCenter/OlympicReview/1959/BDCE65/BDCE65i.pdf).Se proponía retirar el patrocinio del COI y cambiar el nombre a los Juegos, llamándolos "Juegos de Beirut", "Juegos del Líbano" o "Juegos Tricontinentales". 
En Túnez 1967 no sólo estuvo ausente Israel, también Egipto y Siria por efectos de la reciente "Guerra de los Seis Días". En 1975 en la edición de Árgel se repitió la propuesta del COI para la entrada de Israel, la negativa árabe y la propuesta de llamarles oficialmente "Los Juegos de Árgel" y no VII Juegos Mediterráneos, que no prosperó.
Periodicamente se publica que existen conversaciones para la admisión de Israel (y Palestina) en los Juegos, la última hacia 2005 afirmando que estarían en Pescara 2009, nunca se confirma y no parece que vayamos a tenerlos ni en Pescara ni en Volos. Ojalá (inshala) los tengamos en Tarragona 2017.

Pero tampoco es la ausencia permanente de Israel (y Palestina) el único boicot que se ha producido en la historia de los Juegos Mediterráneos.
Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Chipre no participaron en las primeras ediciones porque no eran estados independientes o miembros del COI. Sin embargo Malta, que fue colonia británica hasta 1964, si estuvo en los Juegos desde 1951. Mónaco debutó en Barcelona 55.
La Yugoslavia de Tito boicoteó la edición de Barcelona 1955 por motivos políticos evidentes.
Egipto y Siria participaron como una única nación (República Árabe Unida) en Beirut 59.
Como ya se ha reseñado, Egipto y Siria no participaron en Túnez 67 por consecuencias de la "Guerra de los Seis Días", que había tenido lugar tres meses antes.
Albania se autoexcluyó hasta Latakia 87.
Yugoslavia (Serbia y Montenegro en realidad) fue excluida de Languedoc-Rosellón 93 por el aislamiento internacional consecuencia de las Guerras de los Balcanes de los 90, por contra Eslovenia, Croacia y Bosnia-Hercegovina hicieron su debut.
Los serbios regresaron en Bari 97.
En Túnez 2001 hubo dos invitados (Andorra y Jordania), posteriormente se suprimió la posibilidad de invitar países ajenos (aunque Andorra fue admitida y estará en Pescara 2009).
El Comité Olímpico Griego hizo una propuesta para abrir los Juegos a estados cercanos como Portugal, Bulgaria o algunos países árabes (imagino que Jordania entre ellos), todavía no hay respuesta oficial.
Creo que se les debería admitir, no en vano hace años que se realizan excepciones y ya hay tres estados miembros que no tienen acceso al Mediterráneo (San Marino, Serbia y Andorra). De hecho, incluso una edición de los Juegos (Casablanca 83) tuvo lugar lejos del "Mare Nostrum"...

Este es el panorama, complejo y polémico (como complejos y polémicos son los países mediterráneos) de los boicots, ausencias, marchas y retornos en los entrañables Juegos Mediterráneos. Esperemos ver una edición en el futuro en la que no solo sean todos los que estén, sino que estén todos los que son. Con Israel y Palestina desfilando en Tarragona 2017.

viernes, 3 de octubre de 2008

ANTECEDENTES POCO CONOCIDOS DE LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS


La versión oficial es que la idea de crear unos Juegos Mediterráneos la tuvo Mohamed Taher Pacha (politólogo, presidente del Comité Olímpico Egipcio y miembro del COI) durante los Juegos Olímpicos de Londres en 1948. La versión oficial también recoge que la intención inicial de Taher Pacha era celebrar unos Juegos Africanos (lo que ya se había intentado en los años 20, llegándose a construir un estadio en Alejandría para tal fin), y que ante la imposibilidad de hacerlo por la situación colonial de practicamente todos los países del continente, se inclinó por unos Juegos regionales de los estados ribereños del Mar Mediterráneo.Celebrándose la primera edición precisamente en Alejandría, precisamente en el viejo estadio que llevaba desde 1927 esperando para acoger unos Juegos.
No seré yo quien intente derribar el mito ni reescribir la historia, pero lo cierto es que la idea de unos Juegos Mediterráneos estaba formulada y publicada muchos años antes de que Taher Pacha la propusiera, lo que no le quita mérito ni importancia a su obra ya que él la hizo realidad.
Pero es de justicia que recordemos a los pioneros, sobre todo cuando son compatriotas y han caído en el olvido.

Debemos remontarnos a finales de 1921 y situarnos en la ciudad de Barcelona. La Ciudad Condal está crecida, la neutralidad en la Gran Guerra Europea ha permitido unos años de bonanza y la burguesía exige nuevas obras, nuevos proyectos. Una Exposición Universal, unos Juegos Olímpicos...lo que sea.
Para conseguir los JJOO de 1924 se construye un estadio que pretende ser el mejor de Europa (el "Estadi Català") en la Foixarda, en la montaña de Montjuic, y se crea una "Confederació Catalana de Sports" formada por todas las federaciones, que encarga a los señores Trabal y Mesalles una ponencia que presente unas conclusiones y unos proyectos a lograr. En el diario "La Jornada Deportiva" del 14 de noviembre de 1921 (pág. 3) se publican esas conclusiones de la ponencia, y entre ellas, destaca la propuesta de organizar en Barcelona unos "Juegos Ibéricos" y celebrar unos "Juegos Mediterráneos" entre España, Francia e Italia, que se disputarían alternativamente en Marsella, Roma y Barcelona...
Sobre dichos Juegos añade el diario: "La celebración de unos juegos olímpicos mediterráneos, unos Juegos en que tomen parte las representaciones genuinas de la raza latina, basta y sobra para que se abra a Cataluña la puerta por donde ha de entrar en el inmenso estadio mundial, que ha de contemplar, indudablemente, sus triunfos...".
En la misma edición del diario (pág. 8 y 9) se informa con detalle del estado de las obras del nuevo estadio y de todas sus características técnicas comparándolo con los estadios olímpicos de Estocolmo y Amberes. Estaba previsto que fuera un estadio de atletismo con pista de ceniza de 400 m. y capacidad para 35.000 espectadores.
Se consideraba que sería "...un marco adecuado a la Olimpiada Ibérica que ha de celebrarse próximamente, y de la Olimpiada de las razas latinas que se celebrará en 1923...", el objetivo de los Juegos Olímpicos de 1924 también estaba en mente de todos.
Puede sorprender que llegaran a poner fecha a los primeros Juegos Mediterráneos, pero es que para el día 20 de noviembre estaba anunciada una reunión de las fuerzas vivas de la ciudad (una "asamblea magna") en las que debía anunciarse las fechas de una Exposición y de unos "magnos Juegos Mediterráneos"...todo muy magno, como puede verse.

Pero la realidad se impuso a los sueños, el "Estadi Català" se inauguró precipitadamente, antes de estar acabado (de hecho nunca se acabó) y con un amistoso de fútbol entre el Barcelona y el Sparta de Praga.
La idea de los "Juegos Mediterráneos" fue acogida con frialdad desde Francia y se cambió la idea por unos "Juegos Atléticos del Oeste de Europa" entre Francia, Bélgica, Italia y España. En su número del 27 de diciembre "La Jornada Deportiva" (o lo que es lo mismo, Josep Antoni Trabal, que además de estar en la ponencia que lanzó la idea de los Juegos Mediterráneos era el director de dicho diario deportivo) acoge con cierta resignación la idea francesa demandando la inclusión de Portugal ("para hallarla completa").

Todo quedo en nada: los Juegos Mediterráneos quedaron olvidados, los Juegos del Oeste de Europa nunca se disputaron (ni con Portugal ni sin ellos) y los Juegos Olímpicos de 1924 fueron concedidos por Coubertin a París practicamente "por decreto".
¿Y el Estadio? pues quedó sin concluir y cayó sobre él la ruina y el silencio.En 1927 se inició muy cerca la construcción del Estadio de Montjuic (actual Lluís Companys) y en 1955 el emplazamiento del viejo "Estadi Català" acogió un nuevo campo de rugby ("La Foixarda") para los II Juegos Mediterráneos de Barcelona (que aún existe). Finalmente la idea de Trabal se hizo realidad en Barcelona y (parcialmente) en la Foixarda, pero nadie se acordó de él...

Josep Antoni Trabal i Sans (1896-1980) fue médico, político y periodista.Presidente de la Federación Española de Atletismo (1927-1933), en su juventud militó en Estat Català y en Esquerra Republicana de Catalunya (fue secretario de Companys, además de diputado en Madrid). Se exilió tras la Guerra Civil y evolucionó hacia posturas liberales y monárquicas, siendo candidato de Alianza Popular en 1977...La foto que ilustra este artículo es suya y está tomada de la web de la Federación Española de Atletismo.
Creo que es de justicia recordar que la idea de unos "Juegos Mediterráneos" pudo ser del sr.Trabal.

Fuentes consultadas: "La Jornada Deportiva", 1921-1923.
Agradecimientos: Biblioteca de Catalunya (ARCA).

miércoles, 24 de septiembre de 2008

LA VOLTA CICLISTA A TARRAGONA EN 1908



En 1903 se había disputado la primera edición del Tour de Francia, que fue la primera carrera ciclista (o velocipedista, como se decía entonces) por etapas del mundo.
En Tarragona el ciclismo había llegado hacia 1889 y existía un velódromo desde 1898, nada sin embargo podía hacer imaginar que fuera precisamente en Tarragona donde se organizaría la primera carrera por etapas de España y la segunda del mundo tras el Tour.
El único "factor" que podía lograrlo era un aventurero suizo nacido en la muy olímpica ciudad de Lausana en 1869, que tras viajar por Europa llegó a Tarragona en 1889 y decidió quedarse. Se llamaba William (Guillermo para muchos amigos) Tarin y sería el introductor en nuestras comarcas de deportes como el atletismo, además de practicarlos prácticamente todos (ciclismo, natación, tiro, esgrima, pelota vasca, fútbol, excursionismo, remo, etc.).
En 1908 tuvo la loca idea de organizar una vuelta ciclista a la provincia de Tarragona y algunos medios de comunicación madrileños (como la revista "Gran Vida", dedicada a los deportes, viajes, fotografía, etc.) le dedicaron mucha atención a una noticia tan sorprendente.

En el número de octubre de 1908 de la citada publicación, leemos:
"Gran Copa Hotel Continental. (Tarragona).
Nuestro estimado amigo y compañero el infatigable sportman Guillermo Tarín que no cesa un momento con sus iniciativas y propagandas en bien del sport, nos comunica desde la histórica y antigua ciudad de Tarragona, una noticia de gran trascendencia en los anales deportivos de nuestra querida y gloriosa España.
Se trata de un carrera en carretera, esto es, una gran carrera de fondo para profesionales y amateurs con carácter internacional…"
Pasan seguidamente a detallar el recorrido de la carrera (310 Km. en cuatro etapas: Tarragona- Reus, Reus- Mora la Nova, Mora la Nova- Tortosa y Tortosa- Tarragona, a disputar el 6, 7 y 8 de diciembre, las etapas segunda y tercera el mismo día 7).
En su número de noviembre "Gran Vida" vuelve a ocuparse ampliamente de la Vuelta a Tarragona y entra a detallar los premios y quien los dona. Se informa que el primer corredor español se proclamará "Campeón de Cataluña" y se destaca que Tarin, no contento con organizar la prueba, se ha inscrito (dorsal 39) como un competidor más…
En su edición de diciembre de 1908 la revista madrileña obsequia a sus lectores con una amplia crónica de las cuatro etapas y detalla la clasificación, premios, etc.
Finalmente se informa de la inscripción de 52 ciclistas: 41 españoles, 8 franceses, 2 alemanes (aunque uno de ellos es Tarín, suizo en realidad) y 1 italiano.
El ganador final fue el francés Paul Mazan que empleó poco más de 12 horas y 44 minutos en completar los 310 Km., para él la Copa y 770 pesetas de premio. Segundo el alemán Fohe y tercero el francés Carriere.
El primer español fue el asturiano Jesús Cuesta (4º) y el primer corredor del Camp de Tarragona el ciclista de Valls Leonardo Ramírez (5º).
El corredor de Tarragona Sebastià Masdeu resultó sexto. Masdeu, que también era conocido como "Tarraco" sería el primer ganador de la "Volta a Catalunya" en 1911 y colaboraría con Tarín en otros de sus locos proyectos, como el "Premio de la Gran Paz" con el que quiso celebrar el fin de la Primera Guerra Mundial.
El artículo concluye afirmando que la competición había sido "un gran éxito", y destaca el alto nivel de los participantes y el comportamiento del público: "Por los pueblos, en las carreteras y en todas partes, el público aplaudía y vitoreaba a los corredores y, en verdad, se portaron como cultos y respetuosos, situándose a ambos lados de la carretera ahuyentando a los perros y otros animales, como gallinas, gansos, etc., con objeto de dejar franco, y sin estorbo de ninguna clase, el paso a los corredores…
…Tarragona, primera provincia de España que supo llevar a cabo esta magna y grandiosa manifestación sportiva…".

William Tarin es un personaje a recordar y el hecho de que fuera natural de Lausana, pero tarraconense de adopción, podría ser aprovechado para buscar un hermanamiento entre Tarragona y la capital olímpica (sede así mismo de unas 20 federaciones deportivas internacionales), lo que podría reportar una buena dosis de publicidad positiva ahora que buscamos los Juegos Mediterráneos de 2017; tampoco debe caer en el olvido que antes de la Volta a Catalunya (1911), la Vuelta a España (1935) o el Giro de Italia (1909), se disputó la Volta a Tarragona en 1908.

Fuentes consultadas: "Gran Vida", octubre, noviembre y diciembre de 1908.
Agradecimientos: Biblioteca Nacional de España.

sábado, 13 de septiembre de 2008

EL MARQUÉS DE SAMARANCH Y EL MARQUÉS DE EXETER



Juan Antonio Samaranch fue elegido miembro del COI el 27 de abril de 1966 (día de la Mare de Déu de Montserrat) en Roma. El Diario de Sesiones de la 64ª sesión del Comité lo recogió así: "13. Election new members. President Brundage proposed the election of: Mr. von Opel (Germany)...He also proposed: Prince George Wilhem of Hanover...He also proposed the nomination of: Dr. Schöbel (East Germany)...He also proposed: Mr.Samaranch as second member for Spain. Mr.Samaranch has accomplished an important work in his country, notably for the organization of the Mediterranean Games. He is an outstanding person, disinterested and highly respected by all.
Prince George of Hanover, Dr.von Opel, Dr.Schöbel and Mr.Samaranch were unanimously elected..."
A pesar del tono conciliador y casi melifluo de estos "Minutes" la elección de Samaranch no fue tan "unanimously", debido a que David Cecil, 6º Marqués de Exeter, destacado miembro británico del COI y presidente de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo) hizo todo lo que pudo por impedir la elección de un segundo español como miembro del COI alegando que "España no era un país importante" y que "nunca habiamos organizado unos JJOO". Sus numerosas objeciones al parecer (nunca se ha confirmado), provocaron una votación entre los miembros del COI para decidir si España merecía un segundo miembro que se ganó por un solitario voto.
Samaranch pasa elegantemente de puntillas en sus memorias sobre este episodio, pero un testigo privilegiado,el periodista Andrés Mercé Varela (la persona que comunicó a Samaranch la buena noticia de su elección), lo explicó al periodista inglés David Miller quién lo recogió así en su excelente obra "Revolución Olímpica": "Brundage quería conceder de nuevo a España un segundo miembro. Lord Exeter, a quien no le gustaba España, se opuso a la proposición y solicitó una votación secreta; era la primera vez que sucedía algo así..."
Pese a las objeciones de Exeter Samaranch resultó elegido, al preguntarle a Brundage porque le había apoyado tanto, este le respondió: "Creo que usted algún día será Presidente del COI".14 años después la predicción del viejo Avery se cumpliría.

Las muestras de "afecto" de Lord Exeter hacia España en aquella sesión romana del COI no se limitaron a intentar impedir la entrada de Samaranch en el Comité. Su inquina hacia la candidatura de Madrid a los JJOO de 1972 escandalizó a más de uno; de hecho él y el secretario de la IAAF, el también inglés Pain, realizaron varias preguntas rayantes en la injuria hacia los miembros de la candidatura española, como por ejemplo "¿hay alguna pista de atletismo en Madrid?" o "¿como encontraran jueces preparados, saben cuantos hacen falta?". A pesar de la contención con la que se manejaban los periodistas en aquella época, alguno llegó a denunciar aquella campaña, como José María F.Gaytan, de la agencia PYRESA, que escribió: "La Federación Internacional de Atletismo-controlada por ingleses-volcó la candidatura española...", para detallar seguidamente las "preguntitas" realizadas por Exeter y Pain a los portavoces de Madrid 72.

Pero el tiempo pasa, las cosas cambian y en 1980 aquel español que tuvo que pasar una votación secreta para entrar en el COI se convirtió en su Presidente y uno de sus primeros viajes como tal fue a Londres, donde ofreció una comida en honor a Lord Killanin, Lord Luke y...Lord Exeter.
En su brindis Samaranch dedicó estas palabras al mismo hombre que había considerado en 1966 "que España no merecía dos miembros en el COI": "...I salute in particular the Marquess of Exeter, a legendary sport leader. He was olympic champion in 1928, and joined the IOC at the age of 28 in 1933, the youngest of our members, while today he has become our doyen, the longest-standing member of our organization. As President of the BOA from 1936 to 1965 and President of the International Amateur Athletic Federation from 1946 to 1976, he took on each of these two posts of prime importance for thirty years, I should also mention that he was the President of the Organising Committee for the Olympic Games in 1948 in London. A long life to our ilustrious colleague...". Toma ya, eso es clase y lo demás son tonterias. La foto que ilustra esta entrada es de ese encuentro de 1980.
Exeter había abandonado la IAAF en 1976 y había sido sustituido por el italiano Nebiolo. Con Samaranch en el COI, los mexicanos Vázquez Raña y Acosta o el brasileño Havelange en otras federaciones, los tabloides ingleses bramaban: "Latin Mafia!!!". El mundo del deporte en manos de latinos (Oh my God!!!).

David Cecil, Marqués de Exeter, falleció el 22 de octubre de 1981 a tiempo de haber visto a un español presidir el COI, desgraciadamente no vivió lo suficiente para ver como aquel atrasado país que se encuentra al lado de la Colony of Gibraltar y en el que él dudaba que hubiera alguna pista de atletismo o jueces de dicho deporte, organizaba razonablemente bien unos JJOO en 1992...

jueves, 11 de septiembre de 2008

AL NIÑO FRANCISCO FRANCO LE GUSTABAN LOS ROMPECABEZAS




Desde que inicié este blog sobre olimpismo me he esforzado por no abandonar en ningún momento esta materia o como mucho los deportes en general y hasta hoy lo he cumplido (no sin esfuerzos, los que me conocen bien o conocían mi anterior blog saben lo disperso que soy y lo plural de mis intereses y aficiones). Pero hoy voy a hacer una excepción y aquí va la justificación: en los últimos tiempos me estoy dejando la vista en leer todos los periódicos y revistas antiguas que puedo y, en ocasiones, me encuentro con curiosidades o noticias sorprendentes completamente ajenas al ámbito deportivo y/o olímpico, que me limito a grabar en mi saturado disco duro o a comentar en "petit comité". Pero lo que he encontrado hoy lo voy a publicar y a difundir porque me parece harto curioso y no me consta que sea conocido.En las biografías del personaje protagonista que conozco y manejo (De la Cierva, Preston, Payne) no aparece reflejado ni hay rastro de ello en la red, así que creo mi obligación difundirlo y este blog y el portal soitu.es son mis únicas plataformas de expresión.Tras la excesiva justificación (excusatio non petita, accusatio manifesta), vamos al tema.

El 31 de diciembre de 1904 en la revista infantil "Monos" ("Semanario humorístico ilustrado"publicado en Madrid) encontramos en la sección pasatiempos (pág. 14) la lista de niños acertantes a los pasatiempos del número anterior, dentro de la larga retahíla de nombres de los acertantes del rompecabezas encontramos a "D.Francisco Franco Vaamonde [sic] de Ferrol".
A pesar de la errata en el segundo apellido parece claro que el niño lector de "Monos" y aficionado a los rompecabezas es el "anterior Jefe del Estado", Francisco Franco Bahamonde, quién en esas fechas tenía 12 años y era un aplicado estudiante y un niño serio ("un niño mayor" lo definió su hermana), reservado y apegado a su madre.
En el número del 25 de febrero de 1905 de la misma revista "Monos", en concreto en la página 14, tenemos otra lista de acertantes a los pasatiempos y sí, amigo lector, tal y como imaginas entre los acertantes del rompecabezas vuelve a estar él: "D.Francisco Franco, Ferrol".

Hasta aquí la anécdota, prometo volver a centrarme en los temas de siempre de este blog a partir de mañana.

Agradecimientos: Biblioteca Nacional de España

miércoles, 10 de septiembre de 2008

COUBERTIN EN "EL CAMARADA" (1889)




La primera alusión que encontramos en la prensa española sobre Pierre de Coubertin (al menos la primera que me consta) es la aparecida en el periódico "El Camarada" de Barcelona el 23 de febrero de 1889 (cinco años antes de la fundación del COI en La Sorbonne). Que nadie se sobresalte ante el nombre de la publicación, no era el órgano de propaganda de ningún partido comunista o similar, en realidad se trataba de un inocente "semanario infantil ilustrado" dedicado a cuestiones pedagógicas y escolares...

En sus páginas 258-262 encontramos la sección "Un rato de charla" firmada por "Antoñito" y tras una serie de divagaciones sobre la pedagogía moderna, llega la "alusión": "Allí (en Inglaterra)-dice M.P. de Coubertin-, el maestro es un vigilante bajo cuyas miradas se coloca el niño, a fin de que por sus palabras, por su ejemplo, por su enseñanza, ayude al desenvolvimiento de lo que en sí tiene de bueno y honrado el niño. Para alcanzar este fin, el maestro no se cree obligado a utilizar métodos violentos: sólo se dirige a la razón y al sentimiento; no rompe nada;contraría lo menos posible; pero como es ese un trabajo de gran delicadeza al mismo tiempo que de una audacia infinita, se rodea de todo lo que puede obrar en el mismo sentido que su dirección discreta; hace de su escuela un escorzo del mundo exterior; transporta a ella el aire que fuera se respira, las ventajas y placeres permitidos en el mundo exterior, los apuros en que allí se encuentra uno y hasta algunos de los obstáculos que tienen que vencer.
Su arte consiste en apropiar todo eso a las fuerzas físicas, intelectuales y morales del niño."
Tras otro párrafo en el que "Antoñito" nos da su opinión sobre las diferencias educativas entre Francia y Gran Bretaña llega otra frase rotunda del Barón: "Sí,-exclama M. de Coubertin- la inmoralidad invade nuestros colegios: existe en ellos en palabras, pensamientos y acciones"...
Para concluir, y siempre siguiendo las enseñanzas de Coubertin (aunque ya no incluye ninguna frase literal suya más) "Antoñito" concluye que la diferencia entre los dos sistemas y entre la "gloria imperial" británica y la "decadencia" francesa (estamos relativamente cerca de la guerra franco-prusiana y la pérdida de Alsacia y Lorena que tanto traumatizó a la generación de Coubertin) estriba en la practica del "sport".
Al respecto el autor del artículo llega a unas conclusiones un tanto alarmantes que podría firmar Hitler en persona: "El sport...es la victoria de la voluntad , es la obediencia ciega al jefe voluntariamente elegido, ... el endurecimiento, el cultivo muscular del cuerpo y del carácter."
En fin, recordemos la época en que estas frases fueron escritas y no las extrapolemos, recordemos también que Nietzsche ya había difundido sus ideas sobre la "Voluntad de poder" y que faltaban muchos años para que los nazis se hicieran con el poder en Alemania, se organizaran allí unos Juegos Olímpicos o para que una realizadora llamada Leni Riefensthal rodara una película titulada "El triunfo de la voluntad"...

Recojo estas alusiones a Coubertin porque me parecen interesantes, su faceta como pedagogo está un tanto olvidada y no creo que sean de fácil acceso ni que estén disponibles en Internet.

Agradecimentos: Biblioteca Nacional de España

viernes, 29 de agosto de 2008

OCHO DE DICIEMBRE DE 1926.COUBERTIN EN TARRAGONA





Tal y como había prometido, aquí va la descripción de la jornada que el Barón de Coubertin,su esposa y su hija pasaron en Tarragona el 8 de diciembre de 1926.
Los lectores de "La Vanguardia" y muchos tarraconenses, disfrutaron el pasado 18 de julio de un brillantísimo artículo de Jordi Rovira Soriano titulado "La visita de Coubertin", que versaba sobre el mismo tema. No es mi intención rivalizar con el sr.Rovira ni enmendarle la plana, el suyo es un artículo periodístico brillante , bien documentado y argumentado, ha sido una de mis fuentes y leerlo fue uno de los motivos que me llevaron a investigar más en el tema.Aclarado esto vamos al lío.

Coubertin se había retirado de la presidencia del COI en 1925 y estaba disfrutando un poco de la vida junto a su familia, por ese motivo realizó un largo viaje por España en el otoño de 1926, visitando Barcelona,Madrid,Toledo,Sevilla...y Tarragona.
Quizás pueda sorprender un tanto que escogiera Tarragona como una de sus escasas escalas, pero la Tarragona de 1926 era una ciudad deportiva,con el Gimnàstic y sus instalaciones del Camino del Ángel (actual Avenida Catalunya) de fútbol,atletismo y tenis o el Nàutic con sus instalaciones de remo y vela en el Serrallo.Además el Barón tenía una entrañable amistad y mantenía correspondencia con Josep Elias i Juncosa, periodista, atleta, propagandista del olimpismo y sus valores en Cataluña, impulsor de las candidaturas barcelonesas a los JJOO...e hijo de la ciudad de Tarragona.La cercanía con Barcelona hizo el resto, y la esperada visita se realizó el 8 de diciembre.

En algún artículo sobre la relación de Coubertin con España (como "Pierre de Coubertin and Spain" de Conrado Durántez,publicado por el Comité Internacional Pierre de Coubertin,Lausana) se dice erróneamente que el Barón estuvo dos días en Tarragona (8 y 9 de diciembre) y que impartió una conferencia en el Instituto Francés antes de tomar un barco hacia Grecia. También se incluye la famosa foto de la familia Coubertin y las autoridades deportivas ante la sede social del Nàstic indicando en el pie de foto que están en Barcelona... La consulta de la prensa de la época (Diario de Tarragona,La Cruz, La Vanguardia) nos confirma que sólo estuvo en la vieja Tarraco el día 8 y no menciona para nada la supuesta conferencia en el supuesto Instituto Francés ni el viaje a Grecia.Desde Tarragona la comitiva regresó a Barcelona en coche. En defensa del sr.Durántez cabe decir que su fuente es una carta de Coubertin a Elias del mes de noviembre, por lo tanto es posible que hubiera cambio de planes o que el Barón no estuviera bien informado sobre lo que le tenían preparado sus anfitriones tarraconenses.

Los hechos fueron así: la comitiva con la familia Coubertin y numerosas personalidades (García Alsina y Elias i Juncosa entre ellos) partieron de Barcelona de madrugada y realizaron paradas en Sitges y en la finca de los Puigmartí, donde "tomaron al aire libre un frugal desayuno".
En el simbólico Arco de Bará les esperaban las autoridades tarraconenses (Lluis Bonet, Sanromà, Oliver etc) y llegaron a Tarragona sobre las once y media, haciendo breves paradas en la cantera romana de "Els Munts" y en la Torre de los Escipiones.
Su primera visita en la ciudad fue la sede social del Gimnàstic y su "moderno gimnasio", siguieron posteriormente con la Catedral, el Museo Diocesano,las murallas romanas y la fábrica de tabacos(que estaba aún en obras).
Finalizaron la larga mañana con un buena comida en el Club Nàutic.
Después de la sobremesa llegó el plato fuerte de la jornada:un duelo de atletismo entre el Gimnàstic y el Terrassa en el campo de deportes,que se convirtió en un baño de multitudes para el Barón,quien recibió una enorme aclamación del numeroso público y firmó autógrafos como una estrella contemporánea.Uno de los autógrafos se lo firmó al empresario Pau Olivé Sanromà, propietario de una empresa de gaseosas (Blandinieres).Dice así: "Bajo vuestro cielo luminoso,al pie de los monumentos que representan vuestro prestigioso pasado,buscad en el esfuerzo deportivo libre y desinteresado la prenda de un porvenir digno de este pasado.
La juventud de Tarragona tiene todo lo que hace falta para lograrlo,sobre todo si no olvida jamás que la perseverancia vale más que el ímpetu y que una voluntad sin desfallecer triunfa sobre todos los obstáculos.
Pierre de Frédy,Barón de Coubertin."
Además, ofreció una medalla a los atletas tarraconenses.Por cierto,el Nàstic ganó el duelo al Terrassa 34-23.
La jornada finalizó con unas copas de "champagne" (nadie decía cava entonces) y unas pastas en el Club de Tenis (Tennis o Lawn-Tennis en 1926).Coubertin firmó el libro de honor y recibió un "Album de Tarragona" como recuerdo,regresando seguidamente la expedición a Barcelona por carretera.

Actualmente Tarragona aspira a los Juegos Mediterráneos 2017, creo que sería oportuno recordar más esta visita (que otro Presidente del COI, Juan Antonio Samaranch , repitió en 1986 ,60 años después,con motivo del centenario del Nàstic) y creo que el Barón de Coubertin merece algo más en Tarragona que una calle, como la que tiene dedicada en La Floresta...¿un busto?,¿una estatua?...

Fuentes: Diario de Tarragona,diciembre de 1926
La Cruz,diciembre de 1926
La Vanguardia,diciembre de 1926 y 18 de julio de 2008

Agradecimientos: Hemeroteca "Caixa Tarragona"

martes, 12 de agosto de 2008

SE LLAMABA FRANCISCO.FRANCISCO VILLOTA



Hoy he decidido hacer pública la identidad y la imagen de uno de nuestros primeros medallistas olímpicos:el pelotari aficionado Don Francisco Villota,y he ofrecido la exclusiva a mis amigos de soitu.es por el trato profesional y respetuoso que me han brindado,harto infrecuente en este mundillo.
Ahora toca averiguar quién era Amezola,pero eso será a partir de mañana.
He aquí el artículo http://www.soitu.es/soitu/2008/08/12/flts11/1218528597_717896.html.

"Desde 2004 el Comité Olímpico Internacional (COI) reconoce como primeros medallistas de la historia olímpica española a dos jugadores aficionados de cesta punta de los que, hasta hoy, sólo conocíamos el primer apellido. Ignorábamos sus nombres de pila y no teníamos ninguna imagen de ellos, de su efímero paso por París 1900. Tan solo sabíamos con certeza (según el libro oficial de los "Concursos internacionales de ejercicios físicos y del deporte", como fueron eufemísticamente conocidos los Juegos Olímpicos parisinos en el contexto de la Exposición Universal) que procedían de Madrid (Villota) y de Bilbao (Amezola), y que ganaron el torneo 'amateur' de cesta punta por abandono de sus únicos rivales, los franceses Durquetty y Etchegaray, recibiendo unos objetos de arte como premio y el título honorífico de "Campeones del mundo amateur". [El nombre de Villota y Amezola ha salido a la luz cuando se dijo, erróneamente, que España había alcanzado las 100 medallas olímpicas].

A partir de hoy pondremos cara y nombre a uno de ellos y conoceremos algo más de su vida, reparando (en un 50%) esa injusticia histórica de 108 años, porque nada más terrible que la 'damnatio memoriae', nada peor que ser borrado de la historia, como si no se hubiera vivido. Nada peor para los antiguos egipcios que borrar el 'ren', el nombre de la persona. Ellos creían que nadie moría del todo si su nombre era recordado.

En el número de marzo de 1904 de la revista madrileña "Gran Vida", especializada en deportes y viajes, encontramos bajo el epígrafe "Sport Vasco. Nuestros aficionados" una breve reseña biográfica de nuestro hombre y una foto de valor histórico: aparece vestido de pelotari, con su cesta…

Se llamaba Francisco Villota, era madrileño de nacimiento y de ("muy distinguida") familia santanderina, destacaba como deportista multidisciplinar (practicaba el fútbol, realizó en una ocasión la caminata Madrid-El Escorial en 8 horas y, sobre todo y por encima de todo, era un gran aficionado a la pelota vasca) y fue presidente del "Euskal-Jai Club" madrileño.

En el artículo se dice que "en el juego de la pelota vasca llega a tal perfección que lucha con los profesionales y ostenta el título de Campeón entre los aficionados, título que ganó en París compitiendo con amateurs franceses y españoles, en el certamen celebrado cuando la última Exposición Universal". Lamentablemente, no nos dice nada de su compañero Amezola (ni lo menciona) y su descripción del torneo ("compitiendo con amateurs franceses y españoles") no concuerda con las fuentes francesas que hablan de sólo dos parejas inscritas y victoria española por 'forfait' de los rivales galos. Quizás el paso de los años y la falta de información que había en España sobre lo ocurrido en París en 1900 le hicieron inflar un poco sus hazañas…

Era un hombre fuerte y musculoso, y la descripción del autor del artículo ("S.") no puede ser más generosa de su personalidad ("generoso, atento y bueno con los humildes, a los que tiende con verdadero afecto y noble desinterés su mano de amigo").

Volvemos a tener noticias de él en "Gran Vida" como miembro de la sociedad de pelota vasca y organizador de torneos en abril de 1908, febrero de 1909 y en abril de 1910 (con foto incluida), ya como presidente del "Euskal-Jai Club" y organizador (y patrocinador) de torneos de pelota en la capital.

La última noticia (de la revista "Alrededor del Mundo") que tenemos de nuestro héroe es de mayo de 1919 a colación de su participación con 10 pesetas en una subscripción para una corona "en homenaje a Francia".

Cumplida la mitad de la misión ahora queda el resto: desvelar la identidad completa de Amezola, presumiblemente un miembro de la alta sociedad bilbaína… Es hora de confirmarlo y ponerle cara y nombre. Vamos a ello.

Fernando Arrechea Rivas"

Foto: "Gran Vida",marzo de 1904.
Agradecimientos: Biblioteca Nacional de España.

Añadido el 21-12-08: Para completar el puzzle lee: http://olimpismo2007.blogspot.com/2008/12/se-llamaba-jos-jos-de-amzola-y-aspiza.html

viernes, 1 de agosto de 2008

COUBERTIN Y TARRAGONA




Ahora que parece abatirse un general desencanto y abatimiento entre los promotores de Tarragona 2017 y entre la ciudadanía de estas nuestras comarcas tarraconenses a causa de graves acusaciones y polémicas políticas ,siempre inherentes a estas carreras de fondo,en las que ,cómo en el mismísimo Dragon Khan,las subidas y bajadas se suceden y hay que estar preparado para todo,creo oportuno recuperar el autógrafo que el Barón de Coubertin dedicó al empresario Pau Olivé Sanromà en el transcurso de su visita a Tarragona el 8 de diciembre de 1926:

"Bajo vuestro cielo luminoso,al pie de los monumentos que representan vuestro prestigioso pasado,buscad en el esfuerzo deportivo libre y desinteresado la prenda de un porvenir digno de este pasado.
La juventud de Tarragona tiene todo lo que hace falta para lograrlo,sobre todo si no olvida jamás que la perseverancia vale más que el ímpetu y que una voluntad sin desfallecer triunfa sobre todos los obstáculos".
Pierre de Frédy,Barón de Coubertin.

Este texto debería presidir la web de Tarragona 2017 y todo el que trabaje en ese proyecto debería conocerlo de memoria.
Tengo pendiente (entre tantas cosas) un artículo en profundidad sobre aquella visita histórica de Coubertin a Tarragona.
De momento me voy unos días a París y este blog descansará.Yo no.Espero traer alguna novedad sobre Villota y Amezola de los archivos parisinos.
Au revoir.

domingo, 23 de marzo de 2008

EL ÁNFORA PERDIDA DE LOS II JUEGOS MEDITERRÁNEOS

Sebastián Junqueras y el ánfora perdida(arriba) Samaranch y Blume
















Ahora que Tarragona postula con fuerza para obtener los Juegos Mediterráneos de 2017 parece buen momento para recordar la historia de esa competición y algunas anécdotas de su pasado.

La primera edición se disputó en Alejandría (Egipto) por iniciativa de Mohamed Taher Pacha, presidente del Comité Olímpico Egipcio y acogió a unos 1000 deportistas (todos hombres) de 10 países. En la pequeña delegación española destacaron el tirador y policía nacional Ángel León (plata en Helsinki 52) y la selección de waterpolo, ganadores de las dos únicas medallas de oro españolas en Alejandría 51...
La segunda edición tuvo lugar en Barcelona del 16 al 25 de Julio (un 25 de Julio de 1992 empezarían los JJOO) de 1955, para acoger el evento se reformó el ya vetusto Estadio de Montjuic (que acogió las ceremonias,el atletismo,el hockey sobre hierba y la hípica) y la piscina (natación y waterpolo) y se construyó el Palacio de Deportes ( hoy tristemente reconvertido en "Teatre Musical") para baloncesto, hockey sobre patines, gimnasia, lucha, boxeo y halterofília, nada más y nada menos, además del estadio de rugby de la Foixarda y las instalaciones de tiro. También se utilizó el pabellón descubierto de la Plaza de España para los preliminares de baloncesto, el Casino de San Sebastián para la esgrima, el puerto para el remo y la vela , Les Corts para el fútbol y el circuito urbano de Montjuic para el ciclismo.

Los preparativos no estuvieron exentos de problemas políticos y económicos de toda índole (faltaría más) y si se salvó la papeleta con buena nota fue gracias a un concejal de 35 años (los cumplió el segundo día de los Juegos) que ocupaba oficialmente una de las dos vicesecretarías del Comité Organizador, pero que de facto fue el máximo responsable , se llamaba y se llama Juan Antonio Samaranch.
En el terreno deportivo los Juegos Mediterráneos de Barcelona se recuerdan por las seis medallas de oro del malogrado Joaquín Blume en gimnasia y por los oros en baloncesto o hockey sobre hierba de los nuestros en una época de escasos triunfos. Las lágrimas del Teniente General don José Moscardó Ituarte, Conde del Álcazar de Toledo y presidente del COE y del Comité Organizador, amén de Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, estaban justificadas...

Podemos leer un balance de los Juegos publicado en el Boletín del COI meses más tarde por el propio Samaranch:
"...recogida pues,en una argentina ánfora,el agua del Mar Mediterráneo en el antiguo puerto construido por los griegos en Ampurias y depositada durante la noche en el anfiteatro griego de aquella localidad ,una carrera de relevos trasladó el líquido símbolo hasta el Estadio de Montjüich en el momento de inaugurar los Juegos..."
Describe con la prosa de la época ("argentina ánfora" no quiere decir que viniera de Buenos Aires,sino que era de plata) la ceremonia ideada por el periodista Carlos Pardo para llevar agua del mar en relevos, cómo los del fuego de Olimpia antes de los JJOO.

Se encargó a tal efecto a una prestigiosa joyería de Barcelona una ánfora de plata (imitando una de la época greco-púnica) y desde Ampurias a Montjuic fue llevada en relevos por 200 atletas que no corrían más de un kilómetro. El último relevista fue el atleta Sebastián Junqueras. Recordemos cómo en 1992 la antorcha de Olimpia también llegó a Ampurias.

Lo cierto es que con los años el ánfora se olvidó y nadie se acordó de ella hasta que se empezó a crear la colección del Museo Olímpico de Barcelona, entonces se comprobó que había desaparecido sin que nunca el ayuntamiento denunciara su perdida o substracción.
En sus memorias y en varias entrevistas Samaranch ha lamentado su perdida y se llegaron a ofrecer 6.000 euros por su devolución.

El problema es que se publicaron informaciones erróneas en algunos medios que no ayudaron en la búsqueda del "ánfora perdida", así el Periódico de Catalunya publicó el 24 de Marzo de 2007 el artículo "En busca del ánfora perdida", firmado por Joan Carles Armengol, en el que se decía lo siguiente:
"Esta ánfora de gran valor histórico, y que ahora está en búsqueda y captura, fue utilizada en posteriores ediciones de los Mediterráneos, y hay incluso constancia gráfica de su presencia en los Juegos celebrados en Argel en 1975. Se desconoce con certeza cuándo fue vista por última vez, pero sí se sabe ahora que se ha puesto precio a su cabeza: 6.000 euros".

Es decir , que según el periodista o sus fuentes , se siguió utilizando la misma ánfora de Barcelona en las siguientes ediciones de los Juegos (Beirut 59,Nápoles 63,Túnez 67,Esmirna 71) hasta Argel 75 en que se vio por última vez.

Confundido por esa información ("la pista argelina") ,escribí varios correos electrónicos al Comité Olímpico Argelino y a familiares del Coronel Zerguini,miembro del COI por Argelia ( fallecido) y responsable de la organización de Argel 75 , preguntándoles por el ánfora...debieron moverse entre el estupor y el enfado y nunca me respondieron. Desde aquí les reitero las disculpas que ya les transmití.
Lo cierto y verdad,y así me lo confirmó alguien que lo sabe con absoluta certeza,es que aquella ánfora sólo se utilizó en Barcelona 55 y en Nápoles 63, así como en los actos del Año Jubilar Paulino (1964) en Tarragona. Se echó en falta por primera vez en 1985 cuando se conmemoraron los XXX años de los Juegos de 1955.

De hecho se rumorea que nunca se ha movido de Barcelona y hay sospechas sobre quien la puede tener. Quizás algún día la veamos en ebay o en otra página de subastas o coleccionismo por Internet...

Fuentes consultadas:
"II Juegos Mediterráneos." Comité Organizador. Instituto Baldomá. Barcelona, 1955
"Juegos Mediterráneos".Marca Revistas. Madrid,2005
"Samaranch.El deporte del poder".Boix,Jaume y Espada,Arcadi.Espasa hoy.Madrid,1991.1999
"Memorias Olímpicas".Samaranch,Juan Antonio.Planeta Singular.Barcelona,2002.